Ejercicios Para Perder Peso Cuando Estás De Viaje

Este entrenamiento tiene como meta entrenar todo tu cuerpo, son ejercicios para perder peso para esas personas que viajan mucho o no tienen mucho equipo para entrenarse en su casa. Se necesita una guía telefónica (o un libro muy grueso), una silla o un banco. Algunos ejercicios son muy avanzados así que ten precaución y modifica tu entrenamiento para que calce con tu nivel de estado físico.

Toma en cuenta estas consideraciones:

a) Para principiantes hacer una serie de 12-16 repeticiones por ejercicio. 

b) Intermedios/Avanzados: Hacer 2-3 series de 10 - 16 repeticiones con descansos pequeños.

c) Agrega intensidad poniéndole peso a tus movimientos o haciéndolos más lentos.

1. Lagartijas o planchas escalonadas

Es una versión diferente a las planchas normales. Pon una mano en una guía telefónica (u otro objeto parecido) y la otra en el suelo. Si eres principiante pon las rodillas al suelo, o si tienes más resistencia sobre la punta de los pies (con tu cuerpo recto) baja hasta hacer una plancha y luego vuelve a subir.

2. Buenos días

De pie con los pies al ancho de la cadera y sosteniendo una guía telefónica (o un peso mediano) directamente encima de la cabeza. Mantener los abdominales apretados y las rodillas ligeramente flexionadas. Bajar el torso hasta que quede paralelo al suelo, manteniendo los brazos en línea con las orejas. Levantar y repetir. Mantenga los músculos abdominales bien apretados durante el movimiento.

3. Plancha o lagartijas de hombros

Este es un movimiento avanzado así que ten precaución. Con los pies en un banco o silla firme y las manos en el suelo. Levanta tu cuerpo hacia arriba con una posición parecida a un pico, con las manos directamente abajo de los hombros y tu cabeza hacia el piso. Dobla los codos y la parte superior de tu cuerpo para hacer una plancha, empuja hacia arriba y repite. 

La imagen es con una bola, así que ten más cuidado ya que es todavía más avanzado.


4. Vuelo delta

Con los pies separados al ancho de la cadera, bajar el torso hasta que tu espalda sea plana y paralela al suelo. Refuerza los abdominales. Levanta los brazos hacia los lados hasta la altura de los hombros con los pulgares señalando al techo. Bajar y repetir, añadir pesos si quieres más intensidad. 

5. Dips tríceps

Siéntate en un banco o una silla con las manos apoyadas a los lados de tus muslos. Empuja hacia arriba las caderas, el trasero rozando el bando, las rodillas dobladas. Dobla los codos y baja tu cuerpo manteniéndote cerca del banco o silla, hasta que tus codos estén a un ángulo de 90 grados. Empuja hacia arriba y repite. Si quieres más intensidad mantén las piernas rectas.

6. Plancha de tríceps.

Acuéstate sobre el lado izquierdo, las caderas y las rodillas bien juntas. Envuelve el brazo izquierdo alrededor del torso de modo que la mano izquierda esté apoyada a la derecha de tu cintura. Coloca la mano derecha en el suelo, con la palma paralela al cuerpo. Aprieta el tríceps y empuja el cuerpo hacia arriba. Baja y repite antes de cambiar de lado. Este es sin duda de los mejores ejercicios para perder peso, fortalecerá tu tríceps y evitará que tengas brazos flojos.

7. Sentadillas de puntillas.

Con los pies un poco más de la anchura de las caderas, haz una sentadilla y coloca las manos en una guía telefónica. Subir hasta ponerte de puntillas. Levanta las caderas hacia el techo y endereza las rodillas tanto como puedas. Haz la sentadilla de nuevo y repite. Permanece en puntillas todo el tiempo. Puedes modificarlo colocando las manos más en alto (en una silla o la cama).

8. Estocada con brazos sobre tu cabeza

Colócate con un pie más adelante del otro en una posición dividida. Mantén una guía telefónica o algún peso arriba tuyo. Dobla las rodillas y baja en posición de estocada, con lo que ambas rodillas a ángulos de 90 grados. Mantén siempre el peso arriba, retrocede y repite antes de cambiar de pierna.

9. Sentadilla con una sola pierna.

Con ambas manos detrás de tu espalda, mueve tu torso hasta que tu espalda esté plana y paralela al piso con los abdominales contraídos. Pon la pierna derecha a un lado descansando sobre los dedos de los pies. Haz una sentadilla con la pierna derecha, mientras simultáneamente levantas la pierna derecha unos centímetros arriba del suelo. La pierna derecha debe de estar recta. Haz una serie completa con una pierna antes de cambiar de lado.

10. Levantamiento de pantorrillas.

Con una guía telefónica en el piso, y con los talones colgando de espalda. Mantener el cuerpo recto, levantar el cuerpo hasta ponerte de puntillas para contraer las pantorrillas. Bajar y repetir.


11. Abdominales oblicuos

Siéntate con las piernas flexionadas, la espalda recta, los brazos extendidos hacia fuera, al frente tuyo. Contrae los abdominales y mueve el brazo derecho hacia atrás tuyo haciendo un medio círculo con el movimiento. El torso debe estar inclinado unos cuantos centímetros. Siéntate y repite el otro lado.

Las imágenes de los ejercicios están al final del artículo.

Ahora bien... ¡lo que realmente funciona!

Espero que te encuentres en este momento de la lectura del artículo suficiente motivado a darte cuenta que puedes entrenarte aún cuando estés de viaje o en vacaciones en un hotel.

Sin embargo no puedes quedarte sólo con estos ejercicios para siempre, esta es una rutina para emergencias; yo en lo personal, siempre recomiendo un gimnasio pues hay ejercicios que te modificarán por completo como las sentadillas con peso libre, que a menos que tengas el dinero para comprar la máquina, el gimnasio te lo provee y sé que te ayudarán increíblemente.

Ahora, de igual manera si quieres saber de dónde aprendí estos ejercicios para perder peso... te lo voy a contar porque también están disponibles no sólo estos, sino otros más, como ejercicios con toallas para mayor resistencia y más ejercicios para hacer en casa.

Todo esto lo encontré en una página web que te guía paso a paso. Si usted sabe que usted se merece más y desea ver soluciones y resultados reales sin dañar a tu cuerpo y pasar hambres, entonces echa un vistazo a: LIBRE DE GRASA. Esta web contiene una guía detallada de ejercicios para adelgazar,y si aplicas los consejos, en tan sólo semanas, tendrás resultados tan asombrosos como los que yo obtuve. Visita y empieza a liberarte de esa grasa y quemar tus rollitos incómodos.

DESCARGA LA GUÍA AQUÍ que necesitas para empezar a tener el cuerpo que siempre soñaste. Siempre es posible, aunque tu situación te diga lo contrario.


Carbohidratos Vs Proteínas

¿Comer más proteínas y menos carbohidratos es ahora lo correcto? El dilema vuelve a presentarse ante la creciente popularidad de las dietas que pregonan un mayor consumo de carnes, huevos, nueces y quesos y la reducción o la eliminación de alimentos como pan, arroz, pasta, frutas y azúcar como la mejor fórmula para bajar de peso. Importantes organizaciones médicas como la Asociación Dietética Americana ya han alertado sobre sus riesgos. Incluso en Venezuela, algunos especialistas no han dejado de reiterar los peligros que representan para la salud. Pero este cuestionado régimen continúa siendo adoptado por aquellos que intentan, una vez más, deshacerse de los kilos extras o solucionar su problema de obesidad.

Para muchos expertos, el auge de las dietas hiperproteínicas o cetónicas ha creado mayor confusión con respecto a la manera correcta de comer, ya que recomiendan todo lo contrario a lo que durante años se ha como alimentación balanceada; es decir, mayor proporción de carbohidratos, moderada cantidad de proteínas y limitado consumo de grasas. El régimen tradicional, caracterizado por un alto contenido de fibra, frutas y verduras es avalado por investigaciones científicas que lo relacionan con la disminución del riesgo a contraer enfermedades crónicas, tales como el cáncer.

Pero la promesa básica de las dietas bajas en carbohidratos resulta demasiado apetitosa para los desesperados por el asunto estético del peso: sin necesidad de pasar hambre ni hacer ejercicios y comiendo alimentos tan gustosos como un bisté, queso brie y tocineta es posible rebajar hasta 2 kilos y medio en una semana. Lo que se traduce en unos cinco kilos menos al mes.

En Estados Unidos –donde se gastan más de 33 billones de dólares al año en productos dietéticos- la locura que han producido estos regímenes de adelgazamiento se ve reflejada en la venta de libros relacionados con el tema, superando incluso a los manuales de sexualidad. Sólo el texto del Dr. Atkins, considerado el gurú de esta "filosofía de vida" (como él mismo la ha llamado), ha logrado vender unos 10.000 millones de ejemplares.

En Venezuela –sin dejar de considerar la variante económica que ha influido en la caída de las ventas de carnes en general-, la tendencia a comer menos harinas y sus derivados también comienza a colarse dentro de un determinado sector de la población, a juzgar por el aumento de consultas médicas que indican esta dieta y la cantidad de letreros fosforescentes colgados en las calles que promocionan la "dieta mágica", fundamentada en el mismo principio de ingerir menos carbohidratos.


Aquí se come carne

Aunque sean promocionadas como innovadoras, las dietas altas en proteínas se remontan a los años setenta, cuando por primera vez aparecieron planes como de Scardale y la dieta revolucionaria del Dr. Atkins, logrando un enorme éxito en ventas. Treinta años después, regresan estos regímenes con apariencia renovada para producir un boom mayor y recibir similares cuestionamientos por parte de la comunidad médica internacional.

"Estas dietas se llaman cetogénicas porque producen cuerpos cetónicos, los cuales se derivan de la utilización de grasas corporales como fuente de energía por parte del organismo", explica Marisel Carvajal, coordinadora de la Unidad de Nutrición de la UCV. "Tienden a ser altas en proteínas para mantener la síntesis de los tejidos y otorgar mayor sensación de saciedad".

Para comprender el funcionamiento de las dietas cetónicas, es necesario visualizar que el organismo cuenta con dos fuentes de energía: la primera aportada por la glucosa de los hidratos de carbono o carbohidratos (grupo que constituye el 50% o más de una alimentación balanceada). La segunda son los depósitos de grasa en el cuerpo, que rara vez se utilizan. Si se restringe el consumo de los carbohidratos, al organismo no le quedará otra que recurrir al combustible que tiene de reserva para poder funcionar. De esta forma, se quema la grasa acumulada y se reduce el peso.

Como explica la nutricionista Marisel Carvajal, las personas que siguen estas dietas se sienten gratificadas porque rebajan rápidamente. "Pero lo que ocurre es una pérdida de líquido durante la primera etapa, pues la grasa es el último depósito que se moviliza. Al cabo de la semana inicial, el organismo fabricará glucosa a partir de las proteínas de los músculos, lo cual supone un gasto energético innecesario y perjudicial. Como a los 21 días de restricción de carbohidratos es cuando comienza a utilizarse finalmente la grasa como tal."

En este sentido, Carvajal señala que las dietas cetogénicas suelen estar conformadas por unos 800 o 1000 calorías, muy por debajo de los requerimientos diarios de una persona sana (entre 1200 y 1500 las mujeres y 1500 y 2000 los hombres). Por esta razón, la persona sometida a este régimen debe ser hospitalizada con el objeto de vigilar la drástica pérdida de electrolitos, específicamente de potasio. Por lo general se indica a pacientes con obesidad mórbida para iniciar el proceso de reducción de la masa corporal.

Alimentos que te Permiten Adelgazar Comiendo

Hasta ahora se creía que para adelgazar de peso era necesario comer poco, por lo que la gran mayoría de las dietas fueron diseñadas bajo ese contexto, a menor cantidad de comida, mayor ”pérdida de peso”.

Pero esto está cambiando debido a nuevos estudios y nuevos programas de dietas lanzado por algunos expertos en el tema.

Pero… ¿Cómo es posible eso?

Esto se consigue gracias a lo que se conoce como “Alimentos desintoxicantes de calorías negativas”. Estos alimentos están presentes en la naturaleza y son considerados alimentos quema grasas, que sirven para bajar de peso en forma rápida y adelgazar comiendo.

Este tipo de alimentos son consumidos mayormente por los Orientales, principalmente las mujeres. Se dice que esta es una de las razones por las que las mujeres Orientales son delgadas y alcanzan edades más avanzadas y en mejores condiciones físicas que las Occidentales, justamente por tener incorporado en su alimentación habitual este tipo de alimentos.

Pero… ¿Qué es eso de calorías negativas?

Los alimentos de calorías negativas, son los alimentos que aportan menos calorías que las que necesitan para su digestión. Es por esa razón que se los conoce con el nombre de “calóricos negativos”, gastan más de lo que aportan.

Cuando comemos nuestro organismo gasta energía en todo el proceso digestivo, desde la masticación en la boca hasta la asimilación de los distintos nutrientes en el intestino. Todo este proceso genera un gasto calórico. Cuando este gasto es mayor que la cantidad de calorías que aporta el alimento, se habla de alimentos de calorías negativas.

Dentro de los alimentos de calorías negativas se encuentran frutas y vegetales de uso habitual:

FRUTAS: Arándanos, frambuesas, fresas, limón, mandarina, mango, manzana, melón, noni, papaya, piña, sandía y pomelo.

VEGETALES: Achicoria, ajo, alcachofa, apio, berenjenas, brócoli, cebolla, calabaza, coliflor, endivias, espárragos, espinaca, arvejas, champiñón, lechuga, nabos, pepino, pimientos, remolacha, repollo, zanahoria.

Estos alimentos poseen la ventaja de que se pueden consumir en mayor cantidad que otros alimentos por ser bajos en calorías, esto lo hace el tipo ideal de alimentos que puedes incorporar a un programa para “bajar de peso”.

En los programas sugeridos en este blog, utilizan estos alimentos dentro de sus programas, facilitando así la vida de quien desea perder peso, sin tener que torturarse en el intento, comiendo apenas pequeñas cantidades para lograr su objetivo. Los programas Comer Para Perder y Comidas Adelgazantes, abordan mas en profundidad estos conceptos.

Es más efectiva una alimentación inteligente que una alimentación restrictiva.

¿Qué Factores Influyen en que Pierdas Peso de Forma Rápida y Segura?

La Pérdida de Peso para muchos se ha convertido en una lucha, eso se refleja en el alto índice de sobrepeso y obesidad presentes en los países Latino Americanos. Si bien aun no tonemos cifras tan altas como EEUU, sin duda es un tema que debe ser tomado en cuenta si queremos mejorar nuestra calidad de vida.

Es evidente que nuestro estilo de vida moderno no es saludable, por lo que muchas personas se encuentran desesperadas en la búsqueda de alguna solución para su problema de sobrepeso, a veces recurriendo a dietas rápidas pero poco efectivas.

Pero… ¿Cuáles son las razones de tras de esta tendencia?

El estrés de nuestros estilos de vidas, la toxicidad de nuestros vehículos, pequeñas oficinas, casas con poco o ningún acceso al aire libre. Esa es hoy en día la realidad que estamos viviendo, de las cuales nuestros estilos de vida parecenestres estar diseñados para hacernos ganar grasa y subir de peso.

Esto hace con que las personas prueben todo  tipo de dietas, pastillas e incluso recurran a una cirugía para tratar de mantener su peso bajo control, pero la verdad es que si no se ocupan de los hábitos que conducen a la obesidad en primer lugar, es muy probable que no consigan encontrar una solución definitiva a su problema.

Contra la Obesidad se ha comprobado que no hay píldora mágica, con el fin de contrarrestar los efectos poco saludables de nuestro estilo de vida, es necesario hacer frente a los problemas que causan la Obesidad en primer lugar.

Estamos rodeados de productos químicos de alta toxicidad como nunca antes. Estas sustancias químicas se acumulan en nuestros cuerpos y agravan los problemas de mala nutrición que conducen a la obesidad.

Consumir alimentos libres o con un bajo índice de toxícanos es una gran manera de ayudar nuestros cuerpos a solucionar este problema. Al comer alimentos sanos y saludables, sobre todo verduras y proteínas magras, ayudan a eliminar las toxicinas de nuestros cuerpo y restablecer su equilibrio natural, así la “pérdida de peso” seguirá automáticamente.

Es importante tener en cuenta que comer el tipo correcto de alimentos para el  perfil de tu cuerpo, ayuda a prevenir muchos de estos malestares, como afirma Isabel de Los Rios en su programa Comer Para Perder.

Se pueden obtener muchos resultados simplemente mediante la reprogramación de sus hábitos de vida para comer más saludable, beber mucha agua y limpiar las toxinas del cuerpo. No solo va perder peso, se sentirá con más energía, más saludable y lo mejor de todo se verán reducidos los antojos por alimentos poco saludables. Mediante una limpieza nutricional es posible “bajar de peso” sin hacer dietas.


¿Cuál es el Mejor Programa de Pérdida de Peso?

Me suelen hacer esta pregunta todo el tiempo, en la mayoría de las veces mujeres que han estado en un montón de Dietas, de las cuales no encontraron la solución definitiva a su problema.

Muchos aun están en búsqueda de píldora mágica, el atajo que los lleve a perder peso de forma definitiva, pero la realidad es diferente, no hay atajos en la vida real.

En este blog podrás encontrar diferentes Programas Para Adelgazar de Peso, todos ellos con diferentes enfoques y maneras distintas para bajar de peso.

Lo primero que debes tener claro es ¿Qué resultados deseas lograr?  ¿Cuál es tu objetivo final, perder peso, estar más saludable o ambos?

En base a eso debes elegir el programa que me mejor te convenga, de acuerdo a tus necesidades. Algunos programas logran resultados más rápidos que otros, en algunas personas más que en otras, pero lo que te recomiendo es que no elijas un programa solo por la rapidez de sus efectos, sino elige uno que sea cómodo para ti y que puedas mantener a largo plazo.

Los programas realmente efectivos no proponen que tengas que pasar hambre para poder adelgazar o tener una dieta muy restringida para obtener resultados. Si bien este tipo de programas pueden ayudar en un inicio, no son una solución a largo plazo. Una “pérdida de peso” rápida, también conduce al aumento de peso rápido. Seguramente quienes hayan intentado algún programa de dieta rígido sabrán de lo que estoy hablando.

Hoy en día los expertos y los creadores de programas para perder más exitosos, se han dado cuenta que la real solución a los problemas de sobre peso y obesidad, son los hábitos  que las personas logren mantener a largo plazo. Algunos bajar de peso con ejerciciosprogramas recomiendan solo Dietas y otros dietas y ejercicios como el programa Incinerador de Grasa de Rob Poulos, cada uno puede elegir el que mejor le acomode.

Este nuevo enfoque ha demostrado ser el que mejores resultados trae a largo plazo y el mas cómodo de acompañar. Algunos programas de hecho son bastantes flexible en cuanto a su metodología, permitiendo a la persona comer casi de todo, pero cambiando algunos ingredientes al momento de preparar las comidas.

Variedades hay muchas, por lo que mi consejo es que elijas el que puedas mantener a largo plazo de forma cómoda, sin que sea una tortura. Un programa muy estricto en el que tengas que cambiar radicalmente todos los hábitos de la noche a la mañana, es un programa que no lograras  mantener con el pasar del tiempo, por lo que los resultados no serán los que estabas buscando.

De igual forma es importante que sepas que igual tendrás que cambiar algunos hábitos. Los programas aun cuando son flexibles tienen como objetivo ayudarte a incorporar hábitos más saludables a tu estilo de vida.

Así que… ¿Cuál es el Mejor Programa Para Perder Peso?

El que tu estimes conveniente, teniendo en cuenta que quieres lograr y si te es posible mantenerlo a largo plazo.

Como ves “perder peso” no tiene ser una una tortura, sino más bien adoptar un nuevo estilo de vida.